1/21/2021

Novel y autopublicada: problema a la vista.

    Cuando empecé a investigar sobre la autopublicación descubrí que muchísimos autores (también autopublicados) afirmaban la necesidad de tener un blog para promocionarse, conseguir seguidores, etc. Yo me decía a mí misma que eso no hacía falta (entre otras cosas porque soy nula para las tecnologías y se me hacía un mundo solo con pensar en intentarlo). Me convencí de que no haría falta y de que yo podría salir adelante sin necesidad de la dichosa web.

    Pues bien, aquí estoy, escribiendo la primera entrada de mi blog.

meme, wtf, perdona, negra

Cuando detengáis vuestras carcajadas, continuamos.

   No voy a decir que ha sido un camino fácil pero aquí está mi web. Es resultona, ¿eh? Pues hasta me he comprado el dominio, para que veáis lo en serio que voy. Ahora bien, como no me empiecen a llover los fans, lo dejo.

    Podéis bichear lo que queráis, comentad donde se pueda... Pero, sobre todo, compartid. No soy escritora de un solo lector. Dejad que los ojos ansiosos de nuevas lecturas me descubran, no seáis egoístas y permitid que mis palabras fluyan. Y hacedlo, sobre todo, por el dichoso objetivo de conseguir que me conozcan.

    Porque ser escritora primeriza ya es duro. Pero ser novel y autopublicada es una auténtica aventura. Que no digo que sea mala, al contrario. ¿Recordáis las pelis de Indiana Jones? (Creo que esta pregunta marcará la barrera generacional entre mi persona y vosotros). Pues si recordáis a ese hombre que, por cierto, me requetechifla, sabréis que el tío se metía en mil movidas en cada película (la última...en fin, corramos un tupido velo) y, como no, al final la chica se iba con él, conseguía lo que se había propuesto (como, por ejemplo, no morir, lo típico)... ¡todo!

    ¿Que qué tiene que ver Indiana Jones conmigo? Pues que yo estoy igual. Inicié la aventura de publicar La lucha de Suevia y estoy en plena vorágine deseando ya que me llegue el premio (ser bestseller, por ejemplo, que tampoco pido yo demasiado) y publicar el resto de novelas que quiero (ya os aviso que habrá segunda parte de Suevia, por cierto).

    Así que, bueno, la idea de este primer post no es desanimar a futuros autopublicados. Al contrario, animaros, porque la experiencia merece la pena (si se hace bien, claro). Pero sí os aviso para que nunca digáis "nunca", porque vais a tener que seguir todos y cada uno de los pasos que han hecho otros autores, de los grandes, de los que ahora son conocidos, para poder llegar hasta donde están ellos.

    Por supuesto, le daréis vuestro toque, vuestra esencia, pero serán los pasos que siguen (y seguiremos) todos. Porque esto es como cuando eres el hermano pequeño: si ya tienes a alguien que te abre el camino...tú solo tienes que pasar.

    Un abrazo fuerte a todos y gracias por leerme.

Eva.

    


1 comentario:

  1. Qué ilu¡¡ Soy la primera en comentar. Me encanta este arranque de blog y si mi mala cabeza no me hace olvidar su existencia, lo leeré muchas veces más. No lo dejes. Vales como escritora un potosí y como persona divertida y creativa hasta el infinito y más allá.

    ResponderEliminar